De la ira de la destrucción a la esperanza de una Asamblea Constituyente

Más de una semana después de las elecciones en Chile, todos los analistas coinciden en que se trata de una elección que desacreditará a los partidos tradicionales, incluidos los de derecha y D.C. Reciben sus peores resultados, una socialdemocracia sumida en una amarga crisis, y el Acuerdo de Izquierda, el abrobo Dignitad que llegó a importantes conclusiones, sobrevivió bien a este terremoto institucional y formó una alianza con las mejores posibilidades de competir contra el próximo gobierno, aunque eclipsado por las victorias de los Independientes y la Lista del Pueblo Sin duda, grandes triunfadores.

Pero, ¿cómo explicar este terremoto político?

Para tratar de entender lo sucedido, tenemos que remontarnos al comunicado en redes sociales del 18 de octubre de 2019, donde las personas maltratadas desataron la ira que se había acumulado durante más de 30 años y pusieron al gobierno de Piñera bajo control. Fue una expresión desenfrenada, no violenta, sin líderes ni organizaciones, llena de identidades y desafiando a toda la organización. Es decir, aunque solo unos meses después se inició un verdadero proceso de pobreza, diferente, diverso y multifacético.

Un mes después del levantamiento, la ira aún no había amainado, por lo que la empresa amenazada firmó un acuerdo para establecer una vía institucional para cambiar la constitución de Pinochet, que aún está vigente. El acuerdo dividió fuertemente a los sectores progresistas y de izquierda entre quienes apoyaron el acuerdo y quienes no quisieron firmarlo, porque entendimos que la lucha institucional debe estar al servicio de la lucha social.

Pero las protestas no cesaron y se inició el debate legislativo sobre el acuerdo, firmado en noviembre en el parlamento. Es la conjunción virtuosa de un movimiento social que se expresa, empuja y se demanda; Y los parlamentarios de izquierda y progresistas están bien colocados, de espaldas a la legislatura y la institución frente al pueblo. Estos parlamentarios de izquierda se arriesgaron para que el acuerdo, firmado en noviembre, estableciera una convención constitucional rigurosa, con trampas limitadas y kuzmanianas, que quedara atrapada en el debate legislativo y se acercara lo más posible a una Asamblea Constituyente.

Por lo tanto, entre diciembre de 2019 y marzo de 2020 se promulgó una legislación que sería importante para explicar los resultados de las recientes elecciones: se reconoció que la futura convención de circunscripciones sería igual, es decir, tendría el mismo número de miembros masculinos y femeninos. ; Se entendió correctamente que la futura conferencia no podría ser el simple espejo del parlamento actual, que los escaños se asignarían a los pueblos tribales y que los independientes podrían registrar sus listas sin afiliación a un partido. Este proceso legislativo, debido a la feroz oposición de la derecha y al escepticismo de los departamentos del centro neoliberal, permitió que el acuerdo de noviembre superase paulatinamente la desconfianza y las represalias de la izquierda.

READ  Compañía con sede en Milwaukee adquiere la producción de NM Chile en Deming, NM »Albuquerque Journal

Pero la ira siguió manifestándose, y sin ella nadie ni nada podría haberlo prevenido, y el 8 de marzo de 2020 alcanzó la cúspide del feminismo masivo. Luego vino la epidemia y las empresas suspiraron, pensando que sería una oportunidad para mitigar la liberación y restaurar el “orden amenazado”. Pero la epidemia desencadenará una gran crisis económica, exponiendo aún más las injusticias del nuevo modelo liberal y demostrando que el gobierno de Pinara solo se preocupa por los grandes grupos económicos, los sectores más vulnerables y la vida y salud de la clase media más pobre. A medida que proliferaban las ollas genéricas, los chilenos estaban aprendiendo con enojo que los super-millonarios, incluido Bizancio, estaban aumentando su riqueza personal en miles de millones de dólares. La gente se enojó cada vez más.

Se alcanzó el primer hito institucional del recorrido propuesto por el acuerdo de noviembre y mejoró en el debate legislativo. En el referéndum de octubre de 2020, el 78% del pueblo chileno se declaró a favor del cambio constitucional a través de una conferencia, demostrando que el poder para derrocar al poder sigue vivo y dando un espacio en la cara a la derecha conservadora, pero a esa izquierda pura que llamado a no votar.

Entre ese referéndum y las recientes elecciones se produjo una segunda ola de epidemias que exacerbaron la crisis económica y demostraron la tolerancia del gobierno de Pinara para seguir protegiendo a grandes grupos económicos. Para paliar la crisis económica, el Parlamento aprobó por segunda y tercera vez, permitir a la gente retirar el 10% de sus fondos de pensiones, e hizo todo lo imaginable para evitar que vuelva a suceder, defendiendo descaradamente los intereses de las AFP por encima de los intereses de la gente. . La ira aumentó.

READ  Utilice 4G privado para casos de uso de OT de Nokia y Chloro Chile

Eso es lo que vino a las elecciones por circunscripciones. Los departamentos independientes se dieron cuenta de que los cambios legales eran una mejor opción que no se podía descartar, y renunciaron a votar de manera incorrecta y conveniente, organizándose en múltiples listas, solo la lista nacional para lograr la integración e identidad nacional. Durante la campaña electoral, en una tradición que se venía ensayando durante treinta años, los medios tradicionales donaron sus pantallas y sus páginas escritas y virtuales al habitual centro derechista y neoliberal; Acusaron a la izquierda de ser responsable de dividir a la oposición, calificándola de irresponsable y enemiga de un “orden perdido”. Además, nutrieron a “voceros del pueblo”, personajes retóricos y populistas, disfrazados de izquierdistas, y figuras mediáticas que se dedicaron a demonizar a los partidos y líderes de la lista April Dignit. Pero a pesar de que monopolizaron la lista April Dignitat, quedó claro que esto no formaba parte de la falsa y trágica opereta. Por supuesto, en este Oberoi, muy diferente a Fonte Ovezuna, no hay lugar para independientes o una lista de personas simplemente invisibles e ignoradas, pero estas listas desafían inteligentemente a las redes sociales y los medios alternativos para institucionalizar su mensaje.

Durante la campaña, la lista de personas que unieron a los sectores independientes estrechamente vinculados a la movilización y luchas regionales en Plaza Dignit ocupó efectivamente el espacio de televisión libre que tiene derecho a todas las listas de competencia, y con la ayuda de actores reconocidos y deseados. , la gente enviaba el mensaje más provocativo y diferente sobre cualquier cosa que aplastara a la empresa.

Los resultados finales de las elecciones electorales ya se mencionaron al principio: un verdadero terremoto electoral que arrasó con la derecha, la democracia cristiana y la socialdemocracia, los sectores que habían gobernado durante los últimos 30 años; Dejó la lista de izquierdas, incluida April Dignitad, el Partido Comunista, Axion Humanista y Frende Amblio; Sin duda, esto ha dejado como grandes ganadores al pueblo y a los sectores independientes que se han organizado fuera de la organización del partido.

A diferencia del parlamento actual, donde la mayoría de los parlamentarios provienen de escuelas públicas y un puñado de universidades, la convención elegida es el espejo del Chile real: el 67% de los congresistas se educan con una beca, o el 33% de los que se educan en municipios. las escuelas y las escuelas públicas son de escuelas clásicas de élite. Si a esto le sumamos el hecho de que serán 77 mujeres y 78 hombres, 17 representantes de los pueblos tribales y 8 miembros de la comunidad LGBT +, podemos concluir claramente que el Chile real estará muy bien representado en esta conferencia. Además, dos tercios de los distritos electorales no son propiedad de los partidos y ninguna lista ha llegado a un tercio para vetar los cambios.

READ  Max-A construye una Casa Tobita de bajo costo con vista al lago Ranco en Chile

Es decir, esta conferencia, que inicialmente fue diseñada para ser muy difícil y kusmaniana, puede cambiar significativamente la forma en que la gente muestra gratitud a los legisladores en la cara. Pero luego, gracias a la brillante y valiente movilización electoral, el pueblo la convirtió en una verdadera Asamblea Constituyente. En resumen, un terremoto electoral provocado por la ira desatada en octubre de 2019, a diferencia de otros momentos de la historia en los que la ira estalló al decapitar o prender fuego a palacios, la ira de Chile en el siglo XXI abrumará a toda la organización para despejar las pistas electorales.

Todo esto abre una gran esperanza, una oportunidad única para construir el Chile que amamos. Esta no será una tarea fácil; Debemos derrotar a la oposición de la derecha derrotada y a un centro neoliberal que aún mantiene un gran poder institucional. Al mismo tiempo, una izquierda que ha librado una gran lucha institucional en la cara del pueblo, entre una izquierda que ahora logrará superar las diferencias expresadas en el Acuerdo de noviembre, y que ahora debe ganarse la confianza, debe superar la desconfianza. y sospecha. Del movimiento social que se atrevió a emprender la lucha electoral. Por su parte, será responsabilidad del movimiento social aceptar un nuevo carácter, trascender su tendencia local a fragmentarse y dividirse, y distinguir el error del traidor o el error del horror.

Con la elección de esta genuina Asamblea Constituyente, el ciclo de ira por la destitución del poder debe terminar y debe comenzar un ciclo nuevo, difícil pero desafiante: el ciclo de la confianza de los electores.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

NVR Chile