Controvertido proyecto hotelero en el parque natural de Cabo de Gata en España recibe nuevo impulso | EE.UU

Controvertido proyecto hotelero en el parque natural de Cabo de Gata en España recibe nuevo impulso |  EE.UU

Un controvertido proyecto hotelero en el parque natural español Cabo de Gata-Níjar, en la provincia de Almería, al sureste, está un paso más cerca de salir adelante. El proyecto pretende transformar un destartalado cortijo (un caserío típico del sur de España) en un hotel de 30 habitaciones con 70 plazas de aparcamiento en el corazón del ecosistema protegido. Formado por varios edificios que antiguamente fueron utilizados como fábrica de cuerdas y granja, el hotel se alzaría a unos 900 metros de la playa de Los Genoveses, una de las joyas medioambientales mejor conservadas de Andalucía.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha concedido la Autorización Ambiental Unificada (AAU) a un proyecto que tiene como objetivo la rehabilitación del antiguo cortijo de Las Chiqueras.

La Junta ha condicionado su aprobación a que los promotores obtengan la autorización para la reutilización de las aguas depuradas y también a que el proyecto sea declarado de interés público, trámites que deberían desarrollarse sin problemas con el apoyo de la Junta de Andalucía. Sin embargo, el plan ha sido condenado por numerosas asociaciones ecologistas y más de 250.000 personas han protestado contra él en la plataforma de peticiones. cambio.org.

Playa de los Genoveses en Cabo de Gata (Almería)
PRENSA EUROPA (Prensa Europa)

Pero el visto bueno condicional del gobierno el 12 de enero inevitablemente hará avanzar un proyecto que se propuso por primera vez en el verano de 2016. La jefa regional de medioambiente, Carmen Crespo, quien es ella misma de la provincia de AlmeríaHa defendido la iniciativa en varias ocasiones insistiendo en que se trata de «una restauración» y que la acción es legal. Sin embargo, su posición está muy alejada de la de organizaciones como Ecologistas en Acción o Greenpeace, de las cuales creemos que el hotel atraerá turismo masivo a un área con ecosistemas frágiles y protegidos.

Las autoridades andaluzas subrayan que ahora corresponde al Ayuntamiento de Níjar dar luz verde definitiva al proyecto. El Gobierno regional también ha dejado claro que es responsabilidad del municipio declarar de interés público el hotel. “Lo que dice la Consejería es que el proyecto cumple la normativa, ahora Níjar tiene la última palabra”, señala una fuente del Gobierno regional.

El tema ha generado más de una fila en el parlamento regional andaluz por la oposición de la izquierda. El primer ministro andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, del Partido Popular (PP), que asumió el cargo en enero de 2019 después de cuatro décadas de gobierno del Partido Socialista (PSOE), se ha jactado de una «revolución verde» para Andalucía. Pero el hotel Cabo de Gata es solo uno más en una lista de controversias ambientales en la región, como la propuesta de transformar casi 1.500 hectáreas de terreno alrededor del parque natural de Doñana en fincas de regadío; agilizar los trámites para la construcción de hoteles en Marbella que requieran rezonificación; y la reactivación de un proyecto de gran urbanización y campo de golf en Barbate (Cádiz).

En el pasado, la alcaldesa de Níjar, Esperanza Pérez, ha afirmado en reiteradas ocasiones que tiene las manos atadas porque la aprobación del hotel “depende exclusivamente del Gobierno regional”, subrayando que el inmueble se encuentra en “suelo no urbanizable de especial protección”. Ahora, las autoridades regionales insisten en que es responsabilidad de Níjar tomar la decisión final y creen que Pérez está tratando de lavarse las manos de responsabilidad.

cinta roja

Durante las primeras actuaciones de 2016, el Ayuntamiento de Níjar alegó que la aprobación del hotel no entraba dentro de sus competencias. En noviembre de 2019, el gobierno regional, entonces bajo la administración del PP, se opuso a la construcción de 13 nuevas habitaciones y la ampliación del área de estacionamiento mientras aprobaba el resto del proyecto. Los desarrolladores del proyecto realizaron los cambios correspondientes, eliminando la nueva área de estacionamiento y reubicando las habitaciones en la existente. La promotora se vio obligada entonces a presentar un nuevo informe de impacto ambiental, que fue criticado por Ecologistas en Acción, Greenpeace, la Asociación Conservacionista y Cultural Amigos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, la fiesta verde Equo, el grupo ecologista Mediterráneo y la Sociedad Española de Ornitología (SEO-Birdlife). Pero sus objetos cayeron en oídos sordos. En el verano de 2020, el gobierno regional declaró “viable” el proyecto, lo que provocó el revuelo en Níjar.

Ahora, con su decisión favorable, la Consejería de Medio Ambiente de Andalucía da un plazo de cinco años para el inicio de las obras e impone una serie de condiciones técnicas como el acceso integrado al hotel y cuestiones vinculadas a la gestión de residuos e infraestructuras. El departamento ha estipulado que los nuevos edificios y la renovación de los existentes deben mantener “una estética exterior esencial compatible con el estilo de construcción tradicional de la zona”, edificios de una sola planta, contrafuertes estéticos y carpintería exterior de madera. La resolución también obliga a los promotores a respetar la vegetación existente y prohíbe la apertura de nuevos caminos o pistas en los alrededores. También deben garantizar que las emisiones se minimicen mientras se cumplen las especificaciones legales de contaminación acústica y lumínica. También se han establecido una serie de requisitos para la gestión de residuos para garantizar que el suministro de agua y el saneamiento no contaminarán el suelo con aguas residuales en caso de problemas de fontanería.

El proyecto prevé utilizar casi 27.000 metros cuadrados de suelo clasificado como Zona de Regulación Común (para terrenos tradicionalmente utilizados por el hombre para el cultivo dentro del parque) al norte de la playa de Los Genoveses. El cortijo fue construido a principios del siglo XX y uno de sus edificios de almacenamiento fue restaurado hace una década para ser utilizado como un ecomuseo que, si el proyecto sigue adelante, permanecerá abierto. El resto del complejo consta de edificios dispersos, que se utilizarán para albergar 30 habitaciones y un restaurante, mientras que las piscinas utilizarán los espacios intermedios. La reforma incluye la remodelación de la actual zona de aparcamiento para dar cabida a 70 vehículos, con autorización para reacondicionar, aunque no pavimentar, el firme de la calzada. El proyecto también incluye 950 metros cuadrados de paneles fotovoltaicos para suministro eléctrico y un sistema de purificación de agua.

READ  "La Diabla", uno de los hombres más buscados de España, fue arrestado en Hamburgo

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

NVRCHILE.CL NIMMT AM ASSOCIATE-PROGRAMM VON AMAZON SERVICES LLC TEIL, EINEM PARTNER-WERBEPROGRAMM, DAS ENTWICKELT IST, UM DIE SITES MIT EINEM MITTEL ZU BIETEN WERBEGEBÜHREN IN UND IN VERBINDUNG MIT AMAZON.IT ZU VERDIENEN. AMAZON, DAS AMAZON-LOGO, AMAZONSUPPLY UND DAS AMAZONSUPPLY-LOGO SIND WARENZEICHEN VON AMAZON.IT, INC. ODER SEINE TOCHTERGESELLSCHAFTEN. ALS ASSOCIATE VON AMAZON VERDIENEN WIR PARTNERPROVISIONEN AUF BERECHTIGTE KÄUFE. DANKE, AMAZON, DASS SIE UNS HELFEN, UNSERE WEBSITEGEBÜHREN ZU BEZAHLEN! ALLE PRODUKTBILDER SIND EIGENTUM VON AMAZON.IT UND SEINEN VERKÄUFERN.
NVR Chile