Municipio porteño propone modelo de Confinamiento Comunitario que busca proteger la vida y la salud de los habitantes de la comuna

A raíz de la crisis sanitaria que vivimos actualmente, la Alcaldía de Valparaíso ha propuesto enfrentar esta emergencia a través de un modelo de Confinamiento Comunitario, diferente del modelo clínico de cuarentena de casos, el cual se estructura en un conjunto de anillos de aislamiento, diseñados para contener el contagio del Covid-19, y a su vez, mantener la vitalidad de una comunidad, cuya organización y activación resulta ser clave para limitar la circulación de las personas en sus barrios.

Además, este modelo de cuarentena social busca hacerse cargo de la amplia variedad de desigualdades existentes, avanzando en una articulación entre el municipio y la comunidad, de modo de desarrollar colectiva y democráticamente una política de cuidados, que no deje a nadie atrás. Para esto, desde el municipio se propone un esquema de construcción de anillos de protección en distintas escalas, que permitan disminuir la exposición de las personas, generando medidas de mitigación que actúen de manera oportuna, ante la necesidad de aislar y tratar casos de contagio.

Para que las personas mayores, las personas con enfermedades crónicas, y quienes sean diagnosticadas con Coronavirus puedan quedarse en casa y guardar una cuarentena efectiva, se requiere de un sistema de protección capaz de llegar a cada uno de sus domicilios. Por lo tanto, este modelo propone en la idea de los archipiélagos, que suponen dividir la comuna en un conjunto de unidades territoriales de acción comunitaria y municipal, que buscarán aislarse y a la vez interconectarse de forma regulada entre sí.

Junto a ello se reconoce, a partir del enfoque multiescalar, puesto en práctica en el Plan de Desarrollo Comunal, un conjunto de unidades mayores que deberán actuar sobre todo el territorio comunal o grandes porciones de él. El buen funcionamiento del modelo exige por tanto su flexibilidad y adaptación, puesto que todos los servicios y acciones no se realizarán en las mismas escalas territoriales. Para esto, se requerirá un plan de acción de al menos 3 meses, que sin embargo ya se vislumbra de mayor duración.

Al respecto, el alcalde de la comuna, Jorge Sharp, comentó que “para evitar la propagación del virus, es fundamental organizar la ciudad de forma distinta, más aun pensando que esta crisis sanitaria se instaló por mucho tiempo más. El Confinamiento Comunitario, que es el modelo que impulsa la Municipalidad de Valparaíso, busca reducir al máximo la circulación de la población por toda la ciudad, limitándolo no solo a su hogar, sino que a su barrio inmediato. Esta es una propuesta que busca evitar el rápido avance del virus, sin suprimir cualquier forma de interacción o relación social. En este modelo, el municipio trabajará junto a otros actores, tanto públicos como privados, para garantizar condiciones básicas de subsistencia, tales como la alimentación, las atenciones médicas y diversos servicios sociales, fundamentales para la vida”.

Por su parte, Tania Madriaga, directora de la Secretaría Comunal de Planificación, agregó que “dentro de las necesidades que tenemos que cubrir, para que podamos tener un modelo de cuarentena social que permita el aislamiento de las personas, necesitamos garantizar que los servicios básicos estén funcionando, y uno de esos tiene que ver con el acceso a medicamentos. Para ello, estamos revisando que estén funcionando todos los servicios de las Farmacias Populares, para que la gente pueda acercarse o realizar compras a distancia, buscando ir fortaleciendo los barrios como anillos de protección, y que la movilidad se vaya reduciendo cada vez más hacia sectores donde se pudiera congregar mucha población, poniendo en riesgo el contagio. Recordemos que la idea es que vayamos reduciendo la movilidad a los anillos más mínimos que podamos, entendemos que hay movilidades que se van a realizar, pero tenemos que intentar que estas se vayan realizando cada vez en sectores más cercanos a las viviendas o los lugares de habitación”.

Para ejecutar esto, se propone desde el municipio una escala comunal dividida de la siguiente forma: la Comuna de Valparaíso, que incluye tres áreas principales, Placilla de Peñuelas, el anfiteatro y sus alrededores y Laguna Verde; los 15 polígonos Cesfam, definidos por las áreas que atiende cada Centro de Salud de la comuna y la Posta de Laguna Verde, los cuales serán la unidad base desde la que se planificará la acción municipal, para lo cual el municipio deberá descentralizarse y montarse sobre esas 15 unidades, y distribuir, desde ese nivel los equipos y los recursos hacia las escalas inferiores; las 210 unidades vecinales existentes.

Publicado por: Lucas Aguayo
La información es de: Felipe Valencia 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *